Wednesday, October 26, 2005

Métodos del Médico Naturópata Prof. Narváez Cura Enferma Desahuciada


Con los Métodos del Médico Naturópata
Prof. Narváez Cura Enferma Desahuciada

Había Sido Tratada por Especialistas de la Capital sin Resultados Satisfactorios,

El Profesor Narváez departe animadamente con doña Felisa de Aranda, a quien curó gravísima enfermedad que no pudo ser aliviada por la medicina alópata.

Respetuosamente y con el áni­mo de orientar me dirijo al señor presidente de la república para ex­poner ante su excelencia, y ante la opinión pública, algunos casos clí­nicos previamente tratados y más tarde desahuciados por los señores médicos alópatas y que al someterse a la aplicación científica de la Me­dicina Naturópata, sistema éste que excluye las drogas y demás elemen­tos de que se sirven aquéllos, y que a la vez hace innecesaria en muchos casos la intervención quirúrgica, curaron definitivamente.
El excelentísimo señor presidentede la república, a quien tanto preocupa la salud de nuestro pueblo v elmejoramiento de la estructura orgánica de nuestra raza, comprende­rá lo que esto significa. Estamos,pues, frente a un nuevo sistema cu­rativo que está resolviendo satisfac­toriamente un crecido porcentaje decasos clínicos que la medicina co­rriente considerada incurable, después de aplicar el voluminoso arse­nal de drogas y en muchos casos laintervención quirúrgica sin lograr losresultados ambicionados.

Para dar a conocer en toda su magnitud la bondad de la MEDICI­NA NATURÓPATA que estoy prac­ticando, me permito citar el caso clí­nico siguiente:
Señora doña FELISA DE ARAN-DA, residenciada, en la calle 15-A, N- l-A-26 /Teléfono 25-373. Previamente radiografiada por el doctor Jorge E. Marino R. y con análisis de Laboratorio de E. Díaz París. Según los siguientes datos radiográficos, puede apreciarse la alteración fun­cional de la enferma: "El corazón y los grandes vasos se presentan aumentados de tamaño,
llegando ya aposentarse neurisma aórtico. En esófago se nota estrechez a la altura del cardias con dilatación por encima de éste y por debajo de los pliegues de la mucosa gástrica. El estomagó se encuentra alto con una parte del fondo mayor, sobresalien­do por detrás del corazón dentro del tórax a través del orificio esofágico del diafragma. El apéndice no se visualizó lo que hace sospechar signos apendiculares. La vesícula biliar no se visualizó con la doble
Dosis de Priodax, lo que hace pensar en la existencia de una colecistitis de origen calculoso.
Con base en estos datos procedieron a tratar médicamente con la mayor diligencia y gran sentido de responsabilidad que caracteriza siempre a los señores profesionales, los doctores Hernando Anzola Cubides, Carlos E. Mogollón Morales, Eduardo Isaza Uribe y Samuel Cala Ortiz, haciendo las aplicaciones que a su leal saber y entender consideraron apropiadas en este caso. Ante los resultados negativos del tratamien­to médico y la imposibilidad de in­tervención quirúrgica por tratarse de una anciana de setenta y siete años de edad y extremadamente agotada por lo avanzado de los tras­tornos patológicos antes anotados, optaron por desahuciarla.

En vista de esta situación angus­tiosa acudieron a mi consulta y con el sistema. Médico-Naturopátic, científicamente aplicado por el suscrito, logré la reposición de la en­ferma en poco tiempo y allá goza actualmente de completa salud.

De los múltiples casos clínicos que guardo con fervoroso aprecio, me propongo publicar cinco más, ejecutados en personas de distintas edades y de diversos trastornos patológicos, para que sé conozca la extraordina­ria bondad curativa de la MEDICI­NA NATURÓPATA.

Una vez terminada la serie de pu­blicaciones, espero se estudie por parte del gobierno nacional y con la colaboración de elementos ajenos a la competencia profesional, la con­veniencia de traer al país una comi­sión de médicos naturópatas, para que estudie la posibilidad de fundar en Colombia la Universidad Naturopática, y que a la haga amplia divulgación de este maravilloso sistema curativo.

Articulo publicado en el Espectador el 25 de abril de 1952.
Durante el gobierno conservador del Presidente Sr. Laureano Gómez
Bogotá Colombia.