Sunday, March 25, 2007

Que el Peor Enfermo es el Pueblo Colombiano, Dice el P. Narváez

Que el Peor Enfermo es el Pueblo Colombiano, Dice el P. Narváez

El alarmante problema de la desnutrición. Una colección de culebras. Médico y trotamundos. Un sistema para curar enfermedades. Naturista y misionero. Reportaje de José Gers.

Por tierras del Quindío es famoso el profesor Narváez, naturista de incontable admiradores. Ayer nos lo encontramos en un café. Es un hombre de charla torrentosa, brillante y muy agradable. No le tiene miedo a la vida. Asistió a la fundación del puerto Merizalde y fue médico de cabecera del Monseñor Merizalde. Una vez fue con unos misioneros recoletos por la costa del pacífico, desde Barbacoas hasta Buenaventura. Recuerda especialmente al recoleto Sebastián López de Murga, quien posee la mejor colección de ofidios que hay actualmente en el continente, y la cual será exhibida en Cali dentro de pocos días. El Profesor Narváez es fresco y alegre y anhela encontrar todos los días oportunidades para la aventura científica, pues es investigador apasionado. Empieza a contarnos las curaciones que ha hecho y para certificar sus palabras, exhibe abundante documentación de personas conocidas.
Pero usted es graduado le preguntamos. No .
Entonces. ¿Cómo ejerce la medicina?
Por vocación. En este particular obro con el instinto de las abuelas que recetaban a las personas que querían. Con la seguridad de acertad y curar en la mayoría de las veces.
¿No lo han metido a la cárcel por eso?
Soy naturista efectivo e inofensivo. El dinero para mí es siempre secundario. Si por hacer una obra de caridad a alguien, fuera uno a la cárcel, todos estaríamos en ella porque, “ de médico, loco y poeta, cada cual tiene un poco” aun que yo tengo más de lo primero.
¿Cuáles son sus famosos sistemas?
Mi profesión es seria y se basa en el aprovechamiento de lo que dispone la naturaleza para equilibrar el funcionamiento del organismo humano. La positiva ciencia de curar está en conocer las necesidades fisiológicas y en suministrar al organismo lo necesariamente indispensable para reforzar las defensas orgánicas y colaborar con la naturaleza misma a su desenvolvimiento y equilibrio.
¿Ha hecho mucho experimentos?
Desde niño. Ya tengo derecho no a unos sino a varios grados. No es chiste. Me gustaría hacerme a migo del honorable colegio médico de Cali para explicarle las experiencias obtenidas con la medicina naturista, que se busque la verdad científica que la humanidad se redima del dolor. Y si uno tiene una lucecita que le sirva al vecino no debe ser egoísta con ella y debe ponerla sobre el celemín, como nos enseña la parábola evangélica.
¿Cuáles son los problemas de salud del pueblo colombiano?
Lo primero es nutrición amigo mío. Casi todas nuestras endemias y males viene de una dieta inadecuada. Nadie sabe comer de acuerdo con el clima, con su constitución, con el desgaste que sufre en determinada labor. Deme usted una alimentación bien balanceada y aminoraran los sufrimientos del pueblo colombiano. Tampoco crea que hay superabundancia de médicos. Los encuentra usted en las ciudades, pero no los hay en los campos, en los caseríos, en los pueblos de menor cuantía. Lea las estadísticas y se convencerá que un altísimo porcentaje de la población fallece sin asistencia médica. El campesino no se trata sus dolencias, a veces crónicas y fatales, con las modestias agüitas que le recomienda el compadre.
¿Y el remedio?
Tal vez mejoraría la situación si el gobierno lograra la creación de un cuerpo médico rural, en la categoría de licenciado, para defender al campesino por lo menos en la primera etapa de los males de su carne. Hay buenas vocaciones, abundan gentes sagaces, que sólo necesitan una oportunidades para prepararse a librar a sus semejantes de los dolores causados por la ignorancia, el abandono, la miseria o la lejanía de los médicos que sólo hay suficientes, como ya se lo dije, en las grandes urbes.
Aquí tengo planes explicados, científicamente firmes, que nadie me podría derrumbar. Después de que ofrezca en Cali una exposición pública de cuadros clínicos para que los discutan los más sabios, iré a Bogotá 22 años en el oficio, me dan derecho a presumir de alguna experiencia.
¿Se siente usted un genio?
No, señor; un hombre sincero, curioso, enamorado de estas disciplinas. Ya he descubierto cosas que haré patentar. Mientras más las discutan, más voy a divertirme, por que las tengo asentadas sobre experimentadas bases de resistencia científica.
¿No les tiene miedo a los médicos?
Yo respeto las leyes, nos dice y sólo actúo, cuando los propios graduados me invitan porque no dan con el clavo de determinadas enfermedades. Yo veo las cosas claras. Son apasionantes los casos particulares de enfermos, pero créame usted que el peor enfermo es el pueblo colombiano.
¿Será posible hacer algo por él?
Próximamente volvernos a conversar –Amigo Mío- y, mientras tanto, dígales a sus lectores que en una vitrina del parque del Caicedo, verán dentro de muy pocos días, algo que me ha costado sacrificios y trabajo, y que vale la pena verse. Todo se puede ver gratuitamente. El profesor Narváez no nos cobró nada por la consulta y pagó la tanda de tinto.

Articulo publicado a comienzo de febrero de 1946 Cali Valle Colombia.

El Periodista José Gers (Seudónimo) José Gerardo Ramírez Serna
Aranzazu (Caldas, Colombia), 1914 - Cali (Valle del Cauca, Colombia), 1986. Utilizaba el seudónimo de José Gers. Escribió crónicas y reportajes en los periódicos La Patria de Manizales; Relator y El País de Cali; El Espectador y Sábado de Bogotá. Así mismo, en revistas como Temas y Letras Universitarias de Medellín.Obras publicadas: Croniquillas (1946); Cali en coloramor (1960); Cónicas y reportajes (1983). Más información en la Web: Biblioteca Virtual Antioquia Udea Edu Co/

Monseñor Bernardo Merizalde Monseñor Merizalde fue el primer prefecto apostólico de Tumaco. Llegó a Tumaco en julio de 1.928. Como abanderado de la educación, fundó muchas escuelas e hizo construir el Palacio Episcopal, que fue una verdadera obra de arte y se consumió en el incendio de 1.947.Monseñor Merizalde fue prefecto apostólico hasta el año de 1.947. Murió en Pamplona (España) el 23 de abril de 1.972. Más información en la Web: Tumaco 2000 la Perla del Pacifico.

A La Izquierda sentado al lado del profesor Narváez, el padre Agustino Recoleto Sebastian López de Murga, a la derecha el padre Juan Narváez primo hermano del profesor y a continuación el periodista caleño Gregorio Hernández Saavedra. Con esta cena fue celebrada la inaguración del Laboratorio y Consultorio del Profesor Narváez, en la Calle 12 N- 15-56 de Cali Colombia en 1946.

Recoleto Sebastián López de Murga 1912 - Enero 20 Nace en Achúa, Alava – España en 1935 a 1942 Nombrado Párroco en Puerto Merizalde. 1957 a 1958 Fundador y Director de la Filatelia Misional y encargado por "la" Provincia de la Candelaria - Colombia para adelantar la causa de Beatificación y Canonización de Fray Ezequiel Moreno. El 3 de mayo de 1999. Muere en Bogotá y es sepultado en el Convento del Desierto de la Candelaria, Ráquira - Boyacá. Más información en la Web: Fundación San Ezequiel Moreno.

.

Articulo publicado a comienzo de febrero de 1946 Cali Valle Colombia

Monday, March 12, 2007

Alcalde Municipal de Corinto (Cauca) Colombia Testimonio Medico de 1945


Señor Alcalde Municipal de Corinto (c.)
E. S. D.


CONRADO NARVÁEZ ZULUAGA, mayor de edad, vecino de la población de Miranda, de tránsito por esta población, portador de mí cedula de ciudadanía # 1292596 expedida en Ipiales, antes usted elevo el presente para de la manera mas cometida y respetuosa, solicitarle que a mi costa se sirva hacer comparecer a su despacho al Señor Bernardo Velásquez, mayor de edad y de ese vecindario, y le reciba declaración con las formalidades de ley y para efectos que me convienen, al tenor del siguiente interrogatorio:


PRIMERO: Diga el testigo su edad, vecindad y generales de ley con mi persona:
SEGUNDO: Diga el testigo, si es verdad, que en algún tiempo el mismo testigos que de lara ha padecido alguna enfermedad grave; cuando tiempo hace que ello sucedió, y qué tanto tiempo estuvo padeciendo de esa enfermedad;
TERCERO: dirá que cuando padeció de tal enfermedad estuvo o no en manos de médicos, cuales fueron estos, y que resultados obtuvo con los tratamientos de tales médicos y que le aconsejaron ellos;
CUARTOS: Si es verdad que después de estar desahuciado por todos los médicos que lo trataron en esa enfermedad, el suscrito que lo interroga, fue quien a base de tratamientos y medicamentos acertados fue quien lo alentó de las enfermedades que padecía y que hoy debido a ello se encuentra completamente curado de ella; y
QUINTO: dirá además el testigo lo que tenga a bien relativo la enfermedad que padeció y con relación con los tratamientos que el suscrito le hizo.
Recibidas que sea la anterior declaración pido al Señor Alcalde me sea devuelta original para fines que me convienen.
Renuncio notificación y termino de ejecutoria. Corinto, septiembre 10 de 1945 (firma Conrado Narváez Zuluaga)
La anterior petición fue presentada personalmente por el interesado ante el sercito secretario hoy 27 de septiembre de 1945 y la paso ala mesa del señor alcalde, el secretario (Firma)

ALCALDÍA MUNICIPAL.
Corinto, octubre primero de mil novecientos cuarenta y cinco decrétese la recepción de la prueba solicitada por el memorialista en el anterior escritos, a su costa, por ser procedente. En consecuencia, cítese al señor Bernardo Velásquez y recíbasele declaración de acuerdo con el interrogatorio formulado, hecho que sea, entréguensele originales al interesado.
Dáse por renunciada la notificación de este auto para el patente.
Cúmplase.
Firma. El Alcalde Guillermo Gómez R
El secretario.
Acompaña sello de la alcaldía de corinto (cauca)

BERNANDO VELÁSQUEZ, hoy cuatro de octubre de mil novecientos cuarenta y cinco se presento al despecho de la Alcaldía Municipal de corinto, con el fin de rendir declaración de acuerdo con el memorial que procede. Con ese fin el señor Alcalde por ante el suscrito Secretario lo impuso del articulo 191 del C. Penal, sobre perjuros y testigos falsos lo amonesto a cerca de la importancia moral de este acto y sobre el vínculo religioso que contrae ante Dios y antes los hombres, en caso de faltar a la verdad, conforme lo exige el artículo 148 del C. De procedimiento penal y le tomó el juramento así: “ A sabiendas de la responsabilidad penal que con el juramento asume Usted ante Dios y ante los hombres, jura Usted decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad en la declaración que va a rendir”. Contesto”. Lo Juro”. Acto seguido personalmente el Señor Alcalde lo interrogó dé acuerdo con el memorial. Al primer punto dijo”: Mi nombre y apellido es como queda escrito, de veintinueve años, natural de pueblo Rico (Antioquia), vecino de este distrito, soltero negociante y sin parentesco con mi preguntante”. Al segundo dijo:” Es verdad que hace más de un año estuve padeciendo de una enfermedad grave en el estomago y por espacio de más o menos de diez meses”. Al tercero dijo: “Es verdad que estuve en tratamiento para mi enfermedad de los médicos Dr. Bustamante de Palmira, Dr. Navia carvajal de la misma ciudad, Dr. Campo Méndez de Cali y por este último me desahució el Dr. Raúl Uribe J. Manifestándome que no tenia mas solución que hacerme operar. A pesar de haber sido tratado por los médicos anteriores, no obtuve resultado favorable para siquiera aliviar de mis dolencias”. Al cuarto dijo: “Es igualmente cierto que en vista de no haber obtenido mejoría de mi enfermedad, me vi en el caso de ponerme en manos del señor Conrado Narváez Z. Quien a base de medicamentos y tratamientos acertados, me alentó de la enfermedad que había venido padeciendo y de que hoy en día me encuentro completamente curado”. Al quinto dijo.” Que por encontrarme completamente curado de la enfermedad que hube de padecer, da sus expresivos agradecimientos al señor Conrado Narváez Zuluaga y lo faculta para del presente haga el uso que a bien tenga y al mismo tiempo se sirve recomendarlo por sus curaciones asombrosas”. Terminado su interrogatorio leyó personalmente su exposición y como la hallase conforme con su dicho, en ella se afirmó y ratificó y para constancia legal la firma con el señor Alcalde, por ante mí el secretario.- Entre líneas-haga-vale.


El Alcalde. Guillermo Gómez R (firma)
El declarante, Bernardo Velásquez C. (firma)
El Secretario, Julio Cárdenas (firma)
Originales, devuelvo al interesado en dos folios útiles.
Corinto, octubre 4 de 1945 El Srio (foto) Acompaña sello de la alcaldía de corinto (cauca)

Wednesday, March 07, 2007

Biblioteca del Profesor Narváez

Almacén Naturista, atendido por Conrado Narváez Soto



Posted by Picasa