Monday, March 12, 2007

Alcalde Municipal de Corinto (Cauca) Colombia Testimonio Medico de 1945


Señor Alcalde Municipal de Corinto (c.)
E. S. D.


CONRADO NARVÁEZ ZULUAGA, mayor de edad, vecino de la población de Miranda, de tránsito por esta población, portador de mí cedula de ciudadanía # 1292596 expedida en Ipiales, antes usted elevo el presente para de la manera mas cometida y respetuosa, solicitarle que a mi costa se sirva hacer comparecer a su despacho al Señor Bernardo Velásquez, mayor de edad y de ese vecindario, y le reciba declaración con las formalidades de ley y para efectos que me convienen, al tenor del siguiente interrogatorio:


PRIMERO: Diga el testigo su edad, vecindad y generales de ley con mi persona:
SEGUNDO: Diga el testigo, si es verdad, que en algún tiempo el mismo testigos que de lara ha padecido alguna enfermedad grave; cuando tiempo hace que ello sucedió, y qué tanto tiempo estuvo padeciendo de esa enfermedad;
TERCERO: dirá que cuando padeció de tal enfermedad estuvo o no en manos de médicos, cuales fueron estos, y que resultados obtuvo con los tratamientos de tales médicos y que le aconsejaron ellos;
CUARTOS: Si es verdad que después de estar desahuciado por todos los médicos que lo trataron en esa enfermedad, el suscrito que lo interroga, fue quien a base de tratamientos y medicamentos acertados fue quien lo alentó de las enfermedades que padecía y que hoy debido a ello se encuentra completamente curado de ella; y
QUINTO: dirá además el testigo lo que tenga a bien relativo la enfermedad que padeció y con relación con los tratamientos que el suscrito le hizo.
Recibidas que sea la anterior declaración pido al Señor Alcalde me sea devuelta original para fines que me convienen.
Renuncio notificación y termino de ejecutoria. Corinto, septiembre 10 de 1945 (firma Conrado Narváez Zuluaga)
La anterior petición fue presentada personalmente por el interesado ante el sercito secretario hoy 27 de septiembre de 1945 y la paso ala mesa del señor alcalde, el secretario (Firma)

ALCALDÍA MUNICIPAL.
Corinto, octubre primero de mil novecientos cuarenta y cinco decrétese la recepción de la prueba solicitada por el memorialista en el anterior escritos, a su costa, por ser procedente. En consecuencia, cítese al señor Bernardo Velásquez y recíbasele declaración de acuerdo con el interrogatorio formulado, hecho que sea, entréguensele originales al interesado.
Dáse por renunciada la notificación de este auto para el patente.
Cúmplase.
Firma. El Alcalde Guillermo Gómez R
El secretario.
Acompaña sello de la alcaldía de corinto (cauca)

BERNANDO VELÁSQUEZ, hoy cuatro de octubre de mil novecientos cuarenta y cinco se presento al despecho de la Alcaldía Municipal de corinto, con el fin de rendir declaración de acuerdo con el memorial que procede. Con ese fin el señor Alcalde por ante el suscrito Secretario lo impuso del articulo 191 del C. Penal, sobre perjuros y testigos falsos lo amonesto a cerca de la importancia moral de este acto y sobre el vínculo religioso que contrae ante Dios y antes los hombres, en caso de faltar a la verdad, conforme lo exige el artículo 148 del C. De procedimiento penal y le tomó el juramento así: “ A sabiendas de la responsabilidad penal que con el juramento asume Usted ante Dios y ante los hombres, jura Usted decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad en la declaración que va a rendir”. Contesto”. Lo Juro”. Acto seguido personalmente el Señor Alcalde lo interrogó dé acuerdo con el memorial. Al primer punto dijo”: Mi nombre y apellido es como queda escrito, de veintinueve años, natural de pueblo Rico (Antioquia), vecino de este distrito, soltero negociante y sin parentesco con mi preguntante”. Al segundo dijo:” Es verdad que hace más de un año estuve padeciendo de una enfermedad grave en el estomago y por espacio de más o menos de diez meses”. Al tercero dijo: “Es verdad que estuve en tratamiento para mi enfermedad de los médicos Dr. Bustamante de Palmira, Dr. Navia carvajal de la misma ciudad, Dr. Campo Méndez de Cali y por este último me desahució el Dr. Raúl Uribe J. Manifestándome que no tenia mas solución que hacerme operar. A pesar de haber sido tratado por los médicos anteriores, no obtuve resultado favorable para siquiera aliviar de mis dolencias”. Al cuarto dijo: “Es igualmente cierto que en vista de no haber obtenido mejoría de mi enfermedad, me vi en el caso de ponerme en manos del señor Conrado Narváez Z. Quien a base de medicamentos y tratamientos acertados, me alentó de la enfermedad que había venido padeciendo y de que hoy en día me encuentro completamente curado”. Al quinto dijo.” Que por encontrarme completamente curado de la enfermedad que hube de padecer, da sus expresivos agradecimientos al señor Conrado Narváez Zuluaga y lo faculta para del presente haga el uso que a bien tenga y al mismo tiempo se sirve recomendarlo por sus curaciones asombrosas”. Terminado su interrogatorio leyó personalmente su exposición y como la hallase conforme con su dicho, en ella se afirmó y ratificó y para constancia legal la firma con el señor Alcalde, por ante mí el secretario.- Entre líneas-haga-vale.


El Alcalde. Guillermo Gómez R (firma)
El declarante, Bernardo Velásquez C. (firma)
El Secretario, Julio Cárdenas (firma)
Originales, devuelvo al interesado en dos folios útiles.
Corinto, octubre 4 de 1945 El Srio (foto) Acompaña sello de la alcaldía de corinto (cauca)